Capítulo 1. Botellón.


El caso es que yo hoy iba a actualizar con otra cosa. Pero antes de nada, me paseé por algunos blogs que había visto en tuenti.

Lo normal. ¡Hola, soy -nombre genérico de tía- y escribo historias sobre amor que desarrollo en varios capítulos me gustaría que los comentéis y os paséis y a ver si me podéis dar una crítica al respecto ^^ besitos muac muac!

Qué carajo -pensé-. Será como violar una colegiala. Llego, me quito los pantalones, y le arranco la tontería a base de pollazos. Pues mira, sin ninguna acritud, tus personajes son planos, tu capítulo se titula botellón –el de todas se titula botellón- y yo no veo a nadie borracho, sólo veo un escenario guay, moderno y cool para introducir la narración. Tampoco me esperaba una conversación de intelectuales en el café, pero ya que te pones, haz algo un poco menos genérico. Bla bla bla, yo señalo sin dejarme una coma todos los puntos flacos de su estilo, esperando a que vengan en jauría ella y todas sus amigas a crucificarme, como cabe de esperar de alguien que se ha metido a asaltacunas literario.

Y fue entonces cuando me di cuenta de que sería una inmensa pérdida de tiempo. Por muchos consejos que le diera, no iba a saber aprovecharlos. ¿Qué haría un niño si le dieran todas las claves de la física cuántica en un papel? seguramente, hacer avioncitos en el mejor de los casos, o sonarse los mocos. ¿De qué me valdría invertir mi tiempo en ella? Sí, claro, para que en el mejor de los casos me diga muy bien, muchas gracias, y pasado mañana publique el siguiente capítulo de la misma historia. Cuando digo la misma historia no me refiero a su historia solamente, sino a la suya y a las diez que he visto idénticas a esa. Hay que joderse.

Carece de estilo. Y también de potencial. Y yo allí, pantalones abajo, repartiendo cañonazos como un furioso corsario. Así que, demonios. Voy a hacer yo mi propio relato. Dice así:

A Juan le gusta Marta. Lleva años manteniéndolo en secreto. Pero Juan no tiene un pelo de tonto. Siempre ha mantenido distancias con ella, temeroso de que ella fuera a considerarlo un amigo y se le acabaran las posibilidades. Así que desde cuarto de ESO, son oficialmente conocidos.

A Juan muchas veces se le inflaban las pelotas. Estaba cansado de huir de Marta, así que alguna vez se ponía a hablar con ella. Y eso era lo que le salvaba el cuello, en realidad, porque Marta al principio pensaba que Juan era raro de cojones. Pero cuando dejaba de ser un antisocial, era majo. Y cuando vio que salía con otras tías, en fin, tenía que ser normal. Un poco tímido quizá. Pero al menos era guapete.

El grupo de amigas de Marta era muy exclusivo. Juan se guardó a toda costa de ir a tirarle la caña a ninguna de ellas. No sea que luego acabaran de mal rollo y se viera a dos velas. El pobre.

No tardó Juanito en darse cuenta de que ese nuevo curso le tocó en clase con varias de ellas, así que apresuró a sentarse con la que le pareció más simpática. Con la más fea, vamos. Juan se mostraba simpático, cálido a veces. Pilar, ingenua a ella, que no estaba muy acostumbrada al roce con los tíos estaba encantada. Por fin alguien interesante, nada superficial, pero para nada un raro. A la segunda semana, Juanito estaba invitado a ir con ellas al siguiente botellón.

¿He dicho ya que Juanito de tonto no tiene un pelo? Ah, sí. También hizo su esfuerzo en camelarse al resto de las amigas de Marta. En poco tiempo, Juan aspiraba a ser oficialmente guay.

El sábado del botellón, Juanito iba a comerse el mundo. Trajo varias botellas de JB, Ron y Vodka, y empezó la fiesta. Varias de las amigas de Marta estaban allí con su novio, pero Juan sabía que ella no tenía novio. Así que allí estaban, con los porros, todo el mundo desfasándose. Pilar, por otra parte, le estaba dando la brasa, y él escuchaba de buena gana. Precisamente ahora que estaba dentro era la hora de ser más guay que nunca. Invitó a los muchachos a beber, y todos echaron unas risas alegremente. José, Enrique, Carlos, Andrés… a todos los conocía de vista. Todos se preguntaron cómo no habían conocido a Juan antes. Un tío majísimo, con muchísima marcha.

Oye tío, -Le dijo Andrés- Tú no tienes novia, ¿No?

No -Repuso Juan, quien ya empezaba a notar la mezcla de las diferentes bebidas en un mismo vaso. Vamos, que iba un pelín borracho-

Pues mira, yo no te digo nada, pero Marta lleva ahí un rato sola -Dijo Andrés-

Más claro, agua. Hasta aquellos tíos le estaban diciendo que era hora de tirar la caña. Así que Juan asintió, le guiñó el ojo a Andrés, y se acercó a Marta intentando parecer guapo.

-Hola, Marta.

-Juan… ¿Qué pasa?

-No, nada, estaba aquí echando unos tragos con esta gente, y he visto que de repente te has quedado un poco sola.

-Ya… -Dijo Marta, haciendo un más que evidente esfuerzo por contener las lágrimas-

-¿Y eso? ¿Qué ha pasado para que tengas que llorar? -Dijo él-

-Ya, bueno… mira Juan, no te conozco mucho pero…

A Juan se le puso el corazón a mil por hora. ¿Estaba Marta a punto de declararse? ¿Quizá estaba así porque pensaba que se iba a liar con Pilar? Marta, su querida y preciosa Marta estaba a punto de decirlo. “Me gustas, Juan”.

-Puedes decirme lo que quieras. -Repuso Juan, intentando hacer que el corazón no se le cayese por la boca-

-Joder, es que me acaba de llamar mi novia. Hemos cortado. Llevábamos juntas un año casi. -Dijo ella, rompiendo a llorar-

A Juan se le paró el corazón. Y no de gloria. Una expresión asesina invadió su mirada, acuchillando, sombríamente, su alma. Qué hijos de puta, murmuró.

-¿Qué? Dijo ella, abrazándole, sollozando.

-¿Tus colegas lo saben, no? Que eres lesbiana.

-Sí, joder. Pero eres el único que sabe que acabo de romper con ella. Casi un año, joder.

-Qué hijos de puta.

Juan se levantó, haciendo que Marta perdiese el equilibrio. Andrés se dio cuenta. Sujetó por el brazo a uno de sus amigos.

-Tío tío tío, que se ha rebotado, se ha rebotado de verdad.

Sin embargo Juan no fue hacia ellos. Fue hasta donde estaban las tías. Cogió a Pilar por la cintura, dijo “Hola”, y se la llevó a rastras de la mano.

Pilar sabía perfectamente a dónde la llevaba Juan. Su casa le pillaba de camino a clase, así que más de una vez la había acompañado. Iban a casa de Juan. Pilar estaba borracha. Por lo tanto, preparada.

Juan estaba solo. Entraron por la puerta, besuqueándose como bestias en celo. Le quitó la sudadera a Pilar, y literalmente, le arrancó el sujetador. Pilar estaba cachonda como una cerda. Juanito la empujó a la cama. Se sacó un condón del bolsillo, e ignoró totalmente el grito de dolor de ella cuando la penetró. Daba igual. Ella gritaba. Cinco veces se la folló. Al terminar, le escupió en la cara. Pilar se fue, recogiendo sus cosas, tan horrorizada que no cerró la puerta al salir ni llamó al ascensor. Se fue por las escaleras. Juan, recostado, pudo oír el estruendoso portazo abajo.

Aquella noche, Juan durmió mejor que nunca en su puta vida. Y después, yo qué sé. Cogió la pistola de su padre y se los cargó a todos. Estas cosas pasan.

Anuncios

15 comentarios to “Capítulo 1. Botellón.”

  1. O.o
    Eso no me lo esperaba xD
    Me he quedado pillada jajaja
    Pero te ha quedado bastante bien :)
    Besos

    • En realidad es súmamente curioso, porque escribí este preciso artículo después de ojear tu blog. Como mencioné, pensaba pasarme y comentar sobre los -por cierto, numerosos- fallos que veía. Aún así, has tenido que ser tú la que se tope de bruces con mi historia. Irónico, ¿Verdad?

      Como dije también, sin acritud. Mi crítica ya está expuesta.

  2. Tio, son tan idiotas que no se dan cuenta cuando los insultas sutilmente. ¿Por qué no probamos con un “Va por tí, furcia”?

  3. Vaya tela define todo lo que pienso

  4. Mira, yo solo he comentado, yo no quiero que me tomes así, pero es la primera historia que he decidido escribir, por lo que estoy pidiendo opinión, y paso de que digan que es como las dmás, porque esa no es la única historia que tengo en mente, porque todo tiene un principio no?
    Soy “novata” por así decirlo, así que yo solo me voy pasando y comento en blogs, en este caso no, pero yo solo lo hago porque me gusta, y no digo nada más.

    • Has pedido opinión, ergo se te ha dado. Se han criticado los numerosos fallos que tiene tu historia; uno de ellos la originalidad (sí, eso también cuenta). Por lo tanto, si pides que se critique, ten en mente que muchas veces, y más tratándose de la primera vez que escribes, tendrás críticas desalentadoras.

      Al menos nosotros dos; el creador del blog y yo, pensamos que no tienes fuste ni talento, y creeme que mucha más gente a lo largo de toda tu vida literaria lo creerá. Ten cojones a hacerles cambiar de opinión y demostrarles que se equivocaban y cuando una de esas personas se quite el sombrero significará que puedes empezar a llamarte escritora.

  5. Lo que yo pido es opinión, para que me cuenten los fallos que ven, y poco a poco (me lo van diciendo, vale sera muy poco a poco) voy mejorando, porque yo no considero, ni consideraré esta historia sea lo mejor que hay..porque sé que no es buena, pero voy buscando la opinión, y ver en lo que fallo, porque tengo en mente otra historia completamente diferente, pero antes de empezar a publicarla, he decidido publicar esta otra historia, para ver lo que piensa la gente, por ejemplo, me pedían que metiera un poco más de narración, y eso hice, cosas como éso es lo que pido.
    Pero en fin, cada uno tiene su opinión…y yo intento que agrade la historia, en fin, se agradece tú opinión.

  6. Pues venga. Estoy que me salgo hoy. Estoy de un generoso que no quepo en mí, y por eso voy a darte mi opinión, a señalar tus fallos aunque piense que no tienen remedio y que no servirá para nada, puesto que una critica se le hace a alguien a quien le puede ser de provecho, y no a quien no tiene fuste.

    1º ¿Has probado alguna vez a releer antes de publicar? Porque yo creo que no, que escribes lo primero que se te viene a la mente y zas, botón de enviar. Y si queda por ahí alguna incoherencia da igual, es que eres nueva y estás empezando, y esas cosas hay que perdonártelas.

    2º ¿De verdad crees que ese vocabulario coloquial y estúpido, pueril, adolescente, es apropiado para escribir nada? ¿Has leido alguna vez una novela -no blog, NOVELA- de alguien que escriba así? No, mejor…

    3º ¿Has leido alguna vez algo? Apuesto a que no. Apuesto a que no has salido de las novelillas de fascículos románticos a lo Crepúsculo. Pues al contrario de lo que piensan algunos iluminados, hasta el que tiene talento debe leer. Y tú no tienes.

    4º Esa ortografía, por dios. Esa ortografía. No hay nada más fácil para alguien que quiere empezar a escribir que cuidar las normas gramaticales, ortográficas o de puntuación. Empieza por coger un buen libro de Lengua Castellana. Sí, no solo sirven para aprobar examenes.

    Espero que te sirvan de algo, aunque supongo que no. Supongo que le servirán al resto del mundo si consigo mi objetivo, que es que te desanimes y no llegues nunca a convertirte (que tampoco lo creo) en una escritorucha de tres al cuarto que solo consigue publicar porque sus idioteces son tan tópicas que gustan a todo especimen de manirroto sin cerebro, de esos que componen la mayoría de nuestra sociedad.

  7. Primero que no soy una profesional, que lo ADMITO, pero tampoco hace falta ponerse tan “tiquismiquis”.
    Yo antes de publicar lo suelo escribir en el word, para poco a poco ir subiendo, y no digo que sea aquí la mejor escritora en persona, pero vamos, como para dedicarme a mí y a otras una entrada..

    Segundo, siento decirte, pero donde yo escribo es un BLOG, y si lo has querido leer, ha sido porque has querido,yo solo dejé la página para que tuviera cada uno su propia elección, siento que no te haya gustado pero ya está.

    Tercero, yo leo, y no precisamente los libros de Stephenie Meyer, porque no sólo existien esos libros ¿sabes? Hay gente que lee esos porque les gusta, no digo que no, pero yo no. Prefiero otros temas.

    Y cuarto, SÉ que los libros de Lengua Castellana sirven para más que para aprobar un exámen, si no, no estaría ahora mismo escribiendote esto.

    No me has desanimado como crees o quieres, me has dado ganas de mejorar, de hacer que te tragues tus propias palabras, porque aquí todo puede tener un mal comienzo, pero se puede mejorar como ya antes dije.
    Lo último que has dicho que me ha hecho reír, si no conoces ,ni conocerás estoy segura, los gustos de la gente, pues no veo por aquí mucha gente comentando, porque sobre todo lo que tú haces es criticar negativamente TODO, pero en fin, tu sigue a lo tuyo…que yo me estoy poniendo manos a la obra ;)

    • Vaya, vaya, vaya. Se nos arrebolica la niña.

      Pues no me creo ninguna de tus palabras. Entre otras cosas porque, de haberlo escrito antes en Word, habrías eliminado con un simple click todas esas garrafales faltas de ortografía.

      No critico negativamente todo. Estaría encantada de opinar que has hecho algo bien si de verdad pudiese decirse, pero no, qué desgracia la mía -y la tuya-.

      Sobre tu último párrafo, me ha costado horrores entenderlo y finalmente solo he conseguido sacarle una conclusión: ¿dices que no conozco los gustos de la gente porque no hay muchos comentarios en mi blog? No, niña oligofrénica, no. Lo que dices no tiene ningún sentido. La calidad de un escritor no se mide por la cantidad de comentarios de este tipo:

      “Ayyyyy me encantaa tu bloooog *_*. Escriibes mui bien. Oye pasate cuando quieras por el mio mira te lo dejo por aquí adiooooos. B7s.”

      La calidad de un escritor se mide por la cantidad de gente con criterio que lo lee y expresa su agrado. Ojo, gente CON CRITERIO, no niñatillos adolescentes que solo comentan para tener un seguidor más en su blog.

      Pero sí, sigue intentándolo. Hazme tragar mis palabras. Pero cuidado, te llevo eones de ventaja. Cuando tú hayas aprendido a escribir sin faltas, yo ya estaré publicando. Aunque mira, has demostrado por lo menos tener narices, aunque sea reciclando las mismas palabras que usé yo en mi segundo comentario. ¿Sabes qué? Acepto tu apuesta y subo una. Te seguiré la pista. Intenta no quedar a la altura del betún.

  8. Primero que no soy una profesional, que lo ADMITO, pero tampoco hace falta ponerse tan “tiquismiquis”.
    Yo antes de publicar lo suelo escribir en el word, para poco a poco ir subiendo, y no digo que sea aquí la mejor escritora en persona, pero vamos, como para dedicarme a mí y a otras una entrada..

    Segundo, siento decirte, pero donde yo escribo es un BLOG, y si lo has querido leer, ha sido porque has querido,yo solo dejé la página para que tuviera cada uno su propia elección, siento que no te haya gustado pero ya está.

    Tercero, yo leo, y no precisamente los libros de Stephenie Meyer, porque no sólo existien esos libros ¿sabes? Hay gente que lee esos porque les gusta, no digo que no, pero yo no. Prefiero otros temas.

    Y cuarto, SÉ que los libros de Lengua Castellana sirven para más que para aprobar un exámen, si no, no estaría ahora mismo escribiendote esto.

    No me has desanimado como crees o quieres, me has dado ganas de mejorar, de hacer que te tragues tus propias palabras, porque aquí todo puede tener un mal comienzo, pero se puede mejorar como ya antes dije.
    Lo último que has dicho que me ha hecho reír, si no conoces ,ni conocerás estoy segura, los gustos de la gente, pues no veo por aquí mucha gente comentando, porque sobre todo lo que tú haces es criticar negativamente TODO, pero en fin, tu sigue a lo tuyo…que yo me estoy poniendo manos a la obra ;)

    Patricia :
    O.o
    Eso no me lo esperaba xD
    Me he quedado pillada jajaja
    Pero te ha quedado bastante bien :)
    Besos

  9. jujuju

  10. buuuuuuuuuuueeeeeeeeeeno, aquí estoy porq he venido.
    Ni me presento ni me hace falta que m deis de ostias por meterme en lo q no m importa.
    Últimamente no m gusta leer nada más q el Marca y poco más, no he visto Crepúsculo y puede q llegue a cometer alguna falta de ortografía de manera inconsciente, ya que no suelo cometer y m gusta mucho corregir a y enseñar al q no sabe.
    Solamente comento para q el manco de UNAM ( juas ) sepa q ando por aquí observándolo con lupa para darle su ración de collejas habitual.
    Cosa muy sencilla, si la chica Patricia ( no he leído ni un párrafo de tu blog ni pienso hacerlo ) quiere escribir q lo haga. Si luego quiere ser escritora de novelas de bolsillo de 1 euro en las q la protagonista se enamora, tiene un desengaño y al final todo termina bien, dejad q lo haga. Si se quiere meter un pepino, dejad q lo haga. Eso si chica, el q se pone a escupir para arriba corre el riesgo de q l caiga encima. Seguramente la mierda de peliculitas de vampiros q se enamoran han conseguido meter a los jóvenes mil pajaritos en la cabeza.
    JODER¡¡¡¡¡¡ los vampiros lo que quieren es chuparte la sangre.
    Si alguien tiene algún problema con lo q escribo y mi manera de pensar, q l pregunte a UNAM ( juas ) lo q m importará.
    Saludos y recuerda : I SEE YOU

  11. Jjajajaja heavy que te cagas jajaja,lo que me raya es que todos se despiden con palabras como “besos” y terminos afectivos,asi que..
    Apreton en los huevos

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: